Recogida Neumática de Residuos en el Casco Antiguo de Pamplona
Pamplona 2011

Iturralde y Sagües, en colaboración para la UTE (FCC y Ros Roca), ha redactado el proyecto para la recogida neumática de residuos en el casco histórico de Pamplona.

El proyecto con un presupuesto de 16,8 M€ consta de dos partes, por un lado la red de recogida cuyo trazado discurre principalmente por la galería de servicios existente en el subsuelo de las calles del centro histórico, que consta de 27 puntos con un trazado de más de 6 km y por otro una central de recogida donde son aspirados los residuos.

Cada contenedor está dotado de un sistema de válvulas que se emplean para vaciar y llenar el recipiente. También dispone de un sensor de nivel capaz de detectar cuándo el contenedor va a superar su capacidad. El ordenador central recibe la señal del sensor y abre la válvula para vaciar el buzón. Es entonces cuando se aspira la basura hasta la central.

Una de las principales ventajas de este sistema es que permite que no sea necesario el tránsito de camiones de recogida en las angostas calles del casco histórico, evitando olores y ruidos.

La inauguración del sistema de recogida neumática tuvo lugar en febrero de 2011.