Archivo Real y General de Navarra
Pamplona 2003

El antiguo Palacio de los Reyes de Navarra fue erigido por el rey Sancho el sabio a finales del siglo XII. Se cree que Blanca de Navarra dio al palacio su aspecto definitivo y a partir de ese momento Reyes de Navarra lo ocuparon cuando se encontraban en Pamplona. Tras la Ley Paccionada de 1841 se convirtió en Capitanía General de Navarra y más tarde en sede del Gobierno Militar.

El arquitecto Rafael Moneo ha sido el encargado de transformar el antiguo palacio en Archivo Real y General de Navarra.

Con una superfice de 10.300 m2 tiene dos usos claramente diferenciados: archivo y servicios académico-administrativos (biblioteca, despachos, salas de conferencias, etc).

Iturralde y Sagüés se ha encargado del diseño y dirección de obra de las instalaciones, entre ellas está el suministro de energía eléctrica de 20.000 V, con un suministro de reserva, la instalación de climatización de las principales salas así como la protección contra incendios de todos los contenedores de archivos que atesoran entre otros, fondos documentales de diferentes instituciones del antiguo reino de Navarra, datando algunos de ellos del siglo XII.